Tecnología

La harina es un ingrediente fundamental en la producción de muchos alimentos. Sólo con harinas de excelencia es posible obtener productos de alta calidad.

Consciente de la importancia de esta materia prima, Industria Molitoria Perteghella trabaja desde hace varias décadas para garantizar a sus clientes harinas adecuadas para responder perfectamente a sus necesidades específicas de elaboración.

En la perspectiva de una innovación continua a nivel tanto de producto como de sistema productivo, la alta tecnología siempre ha sido considerada un requisito indispensable para obtener calidad y eficiencia. 

Industria Molitoria Perteghella se distingue hoy en su sector por ser una empresa en la vanguardia.

La planta moledora está totalmente automatizada.

Un sofisticado sistema computarizado de última generación controla el proceso productivo en su conjunto y sigue todas las fases de elaboración: desde la recepción de la materia prima hasta la limpieza, desde la molienda hasta el almacenamiento y el empaquetado.

La máxima automatización permite a los técnicos intervenir inmediatamente en los sistemas industriales durante toda la elaboración del producto.

Para el diseño de la planta nos hemos apoyado en la sólida experiencia de la empresa Buhler, líder en la experimentación de tecnologías avanzadas al servicio de las empresas de transformación que operan en el sector alimentario.

Para obtener productos aptos para cumplir con los más altos estándares de calidad, en las líneas de trigo y maíz se han instalado aparatos Sortex que efectúan una selección óptica de los granos, descartando las impurezas y la materia prima no conforme a los requisitos. Estas máquinas garantizan una higiene total durante el tamizado y la salubridad absoluta del producto acabado, que de esta manera puede alcanzar los máximos niveles de pureza.

Son productos Buhler también las refinadoras instaladas recientemente para una molienda más refinada de las harinas y un mayor control de la calidad del producto elaborado.

Todo el ciclo productivo es asistido por un laboratorio de investigación y desarrollo tecnológicamente avanzado y equipado para realizar análisis químicos, físicos y bacteriológicos.

Los técnicos gestionan la aceptación y la cualificación de la materia prima en entrada y certifican la calidad del producto acabado en salida. Una monitorización atenta y estricta asegura la absoluta genuinidad del producto comercializado.